¿Falsas y verdaderas víctimas? ¿es que hay víctimas falsas? ¿quién se hace pasar por víctima de su víctima al menos de forma inconsciente? el psicópata. Repito algo que llevo repitiendo mucho en mis artículos: en el binomio víctima-victimario el psicópata invirtió los roles de ambos pero manteniéndose el orden intacto en su mente; el psicópata, habiendo proyectado todo su odio en los demás, odia a su víctima, es decir, se siente víctima de su víctima; y para que vengan los payasos, superior también a esta ¿no es de locos? sí, ¿y qué podemos hacer al respecto? obviamente no vamos a creernos a la falsa víctima ¿no es así?, sí. ¿Cómo distinguimos pues a las verdaderas de las falsas víctimas? el psicópata es demasiado soberbio como para ir cantando por ahí que sufre por quien sea, y aquí su punto débil: el psicópata podrá decir que le hacen la vida imposible, que lo tratan mal, pero junto a esto necesita un revulsivo para su ego ¿cómo va a decir que alguien le hace sufrir y lo domina, lo aniquila, lo frustra? por favor… qué bonito chiste. En el psicópata se podrán aplicar siempre dos leyes a su víctimismo, la ley primera y segunda de la falsa víctima; pasemos a explicar la primera ley de la falsa víctima: (situación de víctima), PERO, nexo adversativo, PORQUE, nexo subordinante, (la víctima es él/ella) POR, nexo subordinante, (X): “pero” indica una traba a lo anterior, es decir que lo anterior es contradictorio a lo que se va a decir a continuación; “porque” subordina, liga como efecto de causa lo que se va a decir, siendo la causa lo anterior; y “por” enlaza como efecto de causa al efecto anterior. Si unimos “pero”,”porque”, y “por” tenemos “pero porque,……,por”, es decir, lo siguiente es contradictorio a lo anterior y a su vez causa de lo mismo debido a (X). Traduzcamos: lo anterior (situación de víctima) es contradictorio a lo consecuente (la víctima es él/ella); y (situación de víctima) es causa de (la víctima es él/ella) debido a (X); es decir, el psicópata nos dice entre líneas: yo no soy la víctima, la víctima es él/ella por X; llame a X envidia, rencor, odio… quedando el psicópata como una víctima que frustra, que domina a su víctima. La primera ley de la falsa víctima busca como “causa” de la victimización entre víctima y victimario el cuento chino de la inferioridad y frustración del victimario. La segunda ley de la falsa víctima nos viene a decir que en el psicópata NUNCA hay sufrimiento emocional, su sufrimiento es su deseo insatisfecho de venganza; es decir: el psicópata puede decir que ha llorado mucho, que lo está pasando muy mal; puede incluso soltar unas lagrimas para formar un cuadro realmente conmovedor, pero si su tema central en la conversación es “me voy a vengar”, dejando su sufrimiento como unas especies de amebas que habitan en charcas del amazonas, la segunda ley se cumple. Si se cumplen las dos leyes de la falsa víctima, condición necesaria y suficiente, estamos ante un/una HIPÓCRITA. Una verdadera víctima sufre emocionalmente por su situación, se deprime, llora genuinamente, y aunque pueda querer vengarse más que vengarse quiere evitar su situación. Una verdadera victima puede pensar que es culpable de su situación, no porque el victimario sea un hijo de puta, como suelen decir los psicópatas. En una verdadera víctima NUNCA se cumplirán las dos leyes a la vez; memorizándolas salvarán el pescuezo de muchísimos lobos con piel de cordero. Ya hemos identificado a la verdadera y a la falsa víctima, queda la cuestión de ¿por qué el psicópata nos cuenta que es víctima de B? conociendo la mentalidad psicopática mejor sería reestructurar la pregunta en ¿qué gana el psicópata con decirnos que es víctima de B? sí, mejor así. El psicópata gana seguidores en su campaña de desprestigio contra su víctima; qué mejor que el rechazo de los demás para hacer más débil a su víctima ¿no? así nadie la defiende, es más pueden aliarse con él para victimizar juntos ¿alguien ha dicho mobbing? así es, el psicópata MANIPULA con su falso victimismo, su falserío, para depredar mejor a la VERDADERA VÍCTIMA. Por su propio bien memorice las leyes de la víctima falsa, son cortitas y muy útiles para eliminar de su vida a un montón de psicópatas con máscara de víctimas.

Quilato Ótefe.

A %d blogueros les gusta esto: