Como quedó en evidencia en las entradas anteriores sabemos que hay 1% de psicópatas, y un 99% de personas sociales, denomino a personas sociales a las no antisociales, no psicópatas, seres humanos. Pues bien, ese 1% es el encargado de hacer que la sociedad no marche bien. Si consideramos al 99% perfecto, la personalidad psicopática es la que lo complica todo. Las guerras, ¿por quien están causadas? Son personas que tienen interés en la guerra, son personas que no tienen escrúpulos, son personalidades psicopáticas. Son personas que lo que buscan es causar daño porque una guerra lo que hace es que causa daño, una guerra produce muertes, dolor y sufrimiento. Aquí tenemos a la personalidad psicopática trabajando. Hambre…, hay comida de sobra en el mundo, el hambre está causado también por unos intereses, personalidades psicopáticas. Economía: hay trabajo en el mundo de sobra, nos inoculan en la mente que es escaso, hay personas que se dedican a ello. Miedo: no deberíamos tener tanto miedo pero los medios nos lo repiten, nos lo repiten y nos lo repiten. Mi consejo, escuche programas que vayan a aportarle algo, porque lo que las noticias hacen es controlarle. Si usted enciende la televisión y escucha: niños muertos, bombas, cañones, guerras, desgracias, le va a afectar, le va a afectar a nivel mental y por tanto también a nivel de su cuerpo. A la personalidad psicopática le interesa que la gente tenga miedo, porque si la gente tiene miedo es más fácil de controlar. A la persona que es alegre, que está despierta, que crea, a esa persona es difícil controlarla, la gente joven es gente sana, pero si se les mete las dosis se les anula, se les invalida, y se le puedes controlar mejor. La personalidad psicopática tiene la facultad de producir depresión, ansiedades y problemas en los demás. ¿Cómo? Muy sencillo, muy fácil, uno puede decir qué sé yo, una tontería, como por ejemplo que usted no sirve para nada. Por ejemplo le dicen: ¿qué ropa se va a poner esta noche?; y responde: esta; y le dicen: pff… menudo espanto. Están echando por tierra lo que usted piensa. Están anulándole, están destruyendo sus ideas. Que le gusta mucho la playa y le responden: pfff… vaya gusto que tiene. Le están destruyendo, no le están tocando, le están destruyendo lo que piensa, lo que es. Uno está en el trabajo y está con toda la ilusión haciendo su trabajo y hay allí una gentuza que le dice: tranquilo… usted tranquilo, ya tendrá tiempo para hacerlo…; claro porque si no nos vas a descubrir a nosotros que nos estamos tocando los huevos. Y ya se encargarán de eliminarle. Este señor todo lo hace mal, todo lo rompe, es un problema este señor. Es así. Todo esto genera trastornos en una persona, y con depresión a dónde va a ir ¿al psiquiatra no? Claro, y le mandará unas terribles drogas que le crearán adicción, y lo único que hay que hacer es leer el prospecto… La depresión no es algo que surge por casualidad, la depresión la producen seres, seres que se dedican a invalidar, a decir que no vales, o que eso no vale, o que lo que está escribiendo para qué lo escribe si no sirve para nada, o ¿para qué se tiñe el pelo? O por ejemplo le compra un regalo a una persona que usted quiere y te dice: pff… me has comprado pff… se ha gastado el dinero en esta mierda… una persona social le diría: muchas gracias. Llega usted con todo el cariño a hacerle un regalo y lo primero que le dice es que no vale. LE HUNDE. Y si es su madre, o es su marido, o es su novio, o es su hijo y le está destruyendo eso al final llega dentro. Uno no se da cuenta de que sus problemas de salud son consecuencia de tener a una persona así a su lado, no lo sabe, simplemente ve que está mal, que no funciona, que empieza a tener problemas de salud por todo su cuerpo y son producidos por la persona psicopática. Nota: toda enfermedad está producida en mayor o menor medida por tener a un psicópata al lado. ¿Cómo funciona esto? la dinámica es la siguiente: nosotros cuando recibimos un mensaje va a afectar a nuestro sistema endocrino, produciendo o no determinadas hormonas, estas son unas sustancias que se encargan de estimular: producir estímulos o reducir estímulos en órganos, tejidos y zonas de nuestro cuerpo. Por ejemplo, adrenalina: está en casa, llaman a la puerta y ve a un hombre con un pasamontañas y le dice: ¡manos arriba! le asusta, y eso produce cambios hormonales en su organismo. Este símil se ajusta a las situaciones a las que la personalidad psicopática somete a todo su entorno, lo cual a la larga degenerará en problemas de salud. Alguien está en su oficina y tiene a su jefe invalidándole, destruyéndole, y sale por la noche de la oficina ciego literalmente y va a cruzar la calle y ni ha visto que el semáforo está en rojo y muere, estaba pensando en su situación destructiva mientras cruzaba la calle, estaba estresado, lo ha matado su jefe psicópata indirectamente. En las familias que se están desintegrando, las familias que un observador ajeno dice: ¿y esta familia? Cuántas desgracias tiene, no tiene nada más que problemas… casi siempre encontramos que de alguna forma una o varias de las personas responsables tienen una personalidad psicopática. Cuando buscamos la causa de que un comercio se esté yendo a pique, encontraremos a la personalidad psicopática trabajando. Cuando usted tiene una mala racha y está mal, si mira con lupa, encontrará a una o varias de estas personalidades psicopáticas trabajando. Con todo esto concluyo diciendo que: el psicópata es el responsable de invalidar, no dejar hacer, impedir el desarrollo de una sociedad. La justicia, todos esos edificios, todo eso no haría falta. Nosotros, las personas sociales la pagamos, para las que son antisociales, psicopáticas. Y como expliqué en la entrada anterior la motivación del psicópata para hacer esto es un TERROR OCULTO POR LOS DEMÁS, inconsciente para el propio psicópata. Y lo peor de todo es… que la única persona que no está enferma, ¿habría que verlo no?, porque es “el auténtico enfermo” (entre comillas pues el psicópata no es un enfermo), la única que no está enferma, que no enferma de depresión, que no está en el psiquiátrico, es la persona antisocial, el psicópata, y a su alrededor todos están enfermos.

Quilato Ótefe.

A %d blogueros les gusta esto: